Cristina Navarro Muñoz

Cristina Navarro Muñoz

Cristina Navarro, directora de origen madrileño, en cuyo ADN está grabado el Teatro. Sus padres, D. Francisco Navarro Párraga y Dña. Concepción Muñoz-Sevilla, vinculados a este oficio, la llevaron desde muy pequeña por el mundo de las tablas. Licenciada en Dirección Escénica e Interpretación por la RESAD, siempre quiso formar un grupo emulando a las compañías “de toda la vida”, es decir, un conjunto grande de artistas, técnicos y artesanos de la escena, en el que cada proyecto se viva con ilusión y como algo propio, conviviendo en un ambiente casi familiar. Sólo así se pueden montar grandes clásicos. Obras que por su alto coste económico solo las pueden realizar compañías subvencionadas o con un espacio propio. De esta manera, en 2012, Cristina Navarro fundó “COMEDIANTES MALAGUEÑOS TEATRO”, grupo de teatro cuyo objetivo fundamental es rescatar clásicos teatrales, además de teatralizar obras literarias, para que el gran público pueda disfrutarlas, quizás por primera vez en su vida.


Tras años de continuo trabajo, podemos sentirnos orgullosos de haber estrenado más de catorce obras, además de piezas cortas y lecturas dramatizadas. Tanto adaptaciones, hechas por la directora, de grandes clásicos como: “La Venganza de don Mendo”, “Los Intereses Creados”, “Los Pergaminos”, “El sueño de una Noche de Verano”, “Cuento de Navidad”, “Don Juan Tenorio”, “La Comedia de la Olla”, “Un poco de… ¿cianuro?”, “Un poquito de lo nuestro” , “Cervantes, retazos de una obra” y “El Silencio de la Boba”, de Moncho Borrajo, como obras originales también de la directora Cristina Navarro: “Dracul, el hijo del dragón”, “Los tres Mosqueteros”, “Excalibur, el destino de un Rey”, “Maldita Vocación”, “Ni Pitos, ni Flautas” y “Don Quijote encantado”. 


Todo este trabajo forma un cartel que está en continuo estado de puesta en escena cuando se nos requiere. Así de esta manera, el objetivo de dar a conocer al gran público el mayor número de clásicos posibles, se está cumpliendo año tras año. Son nuestros seguidores los que nos empujan a continuar. El boca a oreja funciona, y son cada vez más las personas que están deseando ver cualquiera de nuestras obras. ¡Nos vemos en los escenarios!